Una práctica placentera e higiénica: Limpieza anal

 

 

Una práctica placentera e higiénica: Limpieza anal

 

La ducha anal se recomienda sobre todo cuando se llevan a cabo prácticas como los besos negros, el fisting u otras actividades sexuales en las que se utilice el conducto anal. Estos objetos también son conocidos comúnmente como enemas y se aplican desde hace ya muchos siglos tanto en aspectos de la salud como también en el ámbito de las relaciones sexuales.

Se trata de introducir chorros de agua tibia en el ano que se expulsarán posteriormente. Este proceso hará posible una limpieza de todos los posibles restos que puedan quedar en el recto, de tal modo que se evitan cualquier tipo de sorpresas incómodas durante las relaciones sexuales. Sólo se necesita agua tibia. El uso del jabón no es recomendado ya que pueden irritar las paredes internas así como eliminar la mucosa que protege las membranas rectales.

Para este propósito los mejores productos son los que puedes encontrar en nuestra tienda, la variedad en formas, capacidades y accesorios es ideal. Este aparato despide agradables chorros de agua tibia en la zona anal y también en la vaginal. Te garantizamos que estarás preparada para todos los placeres que te puedas imaginar sin preocuparte de encontrar cosas en tu camino.
Además para más ideas acerca de la estimulación anal te recomendamos nuestro artículo: “Consejos sexuales prácticos: pequeña introducción al sexo anal“

visita nuestra tienda sex shop en linea erotica24 >>>