Introducción al sexo anal: consejos sexuales prácticos

 

 

Introducción al sexo anal: consejos sexuales prácticos

En mis  conversaciones, siempre me encuentro con que mucha gente que desea probar el sexo anal, pero no saben exactamente cómo llevarlo a cabo. Esto puede ser debido a que el tema esta más conectado con tabús que otras prácticas sexuales. Muchas mujeres le temen sobretodo al dolor y se preocupan por el tema de la higiene, mientras que los hombres heterosexuales a veces le temen a quedar como homosexuales. Para quitarles un poco el temor y dejarlos con más ganas, les regalo unos consejos muy prácticos para que no olviden que: ¡Cualquiera se puede divertirse con el sexo anal, solo hay que tenerse confianza!

1.) Higiene antes de: la verdad es que no hay que preocuparse tanto por esto, ya que hay varias opciones para una limpieza cómoda. Una posibilidad son los mini enemas que se pueden comprar en la droguería, estos se introducen cómodamente por el ano y limpian muy bien el intestino. Otra posibilidad, más económica y discreta, son las duchas vaginales y anales. Con ellas se puede absorber líquido de un recipiente y luego inyectarlo en el ano. Claramente las duchas íntimas se prestan mejor para los juegos mojados que para la limpieza. Entre otras cosas: las estrellas porno también llevan a cabo este tipo de limpieza antes de los rodajes, de lo contrario no sería posible llevar a cabo muchas de las prácticas.

2.) Relajación y dilatación contra el dolor: casi tan importante como la limpieza lo es una buena relajación del ano antes de la penetración, de lo contrario –y según las circunstancias- se podría presentar fracaso y dolor. Una buena y completa estimulación del área íntima puede ser decisiva, ya que esto ayuda a relajar los tejidos, provocando mejor circulación y mayor elasticidad. Cuando tu pareja este bien entrada en ánimo y empiece a moverse rítmicamente, pueden empezar a palpar ya sea con la lengua o los dedos y a acariciar suavemente el ano. Cuando esto se sienta bien, penetra con un dedo, después con dos o con un vibrador anal pequeño. En caso de que aún haya dolor se puede utilizar un aerosol anal, que actué mejorando la elasticidad de los tejidos. Así la región anal estará bien relajada, dilatada y lista para algo “más grande”.

3.) El lubricante ideal: sin lubricante el sexo anal es imposible ¿Pero como orientarse en la inmensa variedad? En primer lugar es importante saber, que hay geles lubricantes especiales para el sexo anal que tienen propiedades especiales: así como los aerosoles anales, hay lubricantes que tienen una función relajante y nutritiva. Todos los lubricantes tienen en común que tienen una capacidad de lubricación alargada (a base de silicona), y no se secan tan rápidamente. Ellos nutren y suelen ser especialmente agradables con la piel (y las mucosas) y mucho más rendidores que los lubricantes convencionales.

4.) El cuidado después: quien le tema a las grietas en la sensible área íntima, puede limpiar el área con un gel de baño de pH neutro, y después masajear un aceite de masaje natural o una crema de cuidado íntimo. En principio el sexo anal es completamente inofensivo, si no es que se lleva a cabo demasiado duro o con objetos muy grandes. Con lo que si se debe tener cuidado es con la penetración vaginal, después de “la puerta trasera”, ya que esto puede llevar a peligrosas infecciones (por hongos). Quien desee hacer esto debe limpiar bien el pene o los juguetes antes de continuar.
Ahora si ¡espero que lo disfruten!

Visiten nuestra sex shop en línea erotica24.mx >>>>