El “Dogging”

 

 “Dogging”

 

El “Dogging”

 

Aunque el término “dogging” se originó en los años 70 en el Reino Unido para describir a los hombres que espiaban a las parejas que tenían sexo al aire libre, no ha sido hasta ahora cuando ha adquirido connotaciones de tipo organizativo. Según estudios de este movimiento, el 60 por ciento de parques naturales británicos se encuentran afectados por este fenómeno. Se calcula que existen 20.000 personas registradas en el Reino Unido que forman parte de estos grupos. Además, existen datos que demuestran que su práctica se ha extendido por Alemania, Francia, Bélgica, Italia e Irlanda, y está creciendo como la espuma en EEUU y Canadá. También, aunque tímidamente, comienza a verse en nuestro país.

¿El perfil del “dogger”? Suelen ser parejas heterosexuales en busca de aventura, con edades comprendidas entre los 30 y los 50; mientras los voyeur suelen ser hombres maduros, de clase media y muchos de ellos casados. Aunque se ha encontrado a señores de 70 años en este tipo de sesiones.

Así que si tu pareja se empeña en sacar a pasear al perro a horas intempestivas, sobre todo si no tienen perro, ¡cuidado! Es la excusa más habitual entre los exhibicionistas con pareja, de ahí el término ‘dogging’.

Sexo al aire libre: el escenario se sitúa en torno a parques, merenderos y estacionamientos. Generalmente se practica dentro de los coches, pero también son muy utilizadas las mesas de las áreas de descanso.

Voyeurismo, exhibicionismo y swinging: los participantes son exhibicionistas que practican sexo consentido ante los voyeur, los cuales pueden llegar a participar a modo de “swinger” (si existe intercambio de parejas) o a título individual.

Nuevas tecnologías: los foros de Internet, mensajes a móviles o e-mails, son los medios para organizar y enterarse de la sesiones.

Cuando el sexo es practicado dentro de los coches, los “doggers” tienen sus propios códigos de señales, que determinan la forma de participación de los exhibicionistas: pasiva o activamente.

Juegos de luces: encender las luces interiores o exteriores de forma intermitente significa básicamente que son soggers. En cambio si dejan la luz interna encendida indican que quieren ser vistos.

Ventanas y puertas: dejar entreabierta la ventana del coche significa que está permitido mirar e incluso tocar. Si se abre la puerta del coche es porque se permite participar. Lo primero antes de llegar a la reunión es guardar todos los objetos de valor en algún lugar seguro o directamente no llevarlos. Evitar cualquier tipo de agenda de teléfonos ante desconocidos para no poder ser localizados después.  Una vez finalizada la sesión no ir directamente a casa por si a alguien se le ocurriera seguirlos.

Interesante no? Pero también muy interesantes todos los artículos que tenemos para ti, por lo que te invitamos a visitar nuestra sex shop en línea erotica24.mx >>>>