Pose la reina orgullosa

Él se encuentra tendido boca arriba y ella se coloca arrodillada de espaldas a él a la altura de sus caderas. Ahora ella (o él) sostiene el pene con una mano para ponerlo en posición y ser penetrada.

En esta posición sexual, ella tiene control variando el ritmo y la profundidad de la penetración.

La mujer puede aumentar la emoción del hombre acariciando sus testículos y el hombre, por su parte, tiene un fácil acceso al ano y los glúteos de ella.

Una variante de esta posición sexual, es que la mujer extienda sus piernas hacia adelante y haga su cuerpo hacia atrás apoyando los brazos en el pecho o a los lados de su compañero. De esta forma él puede acariciar sus pechos con facilidad. Además, ella puede realizar movimientos circulares con sus caderas para proporcionar aún mayor placer a su compañero.

Para ver y adquirir una gran variedad de artículos eróticos para hacer aún más placenteros tus encuentros sexuales, te recomendamos nuestra sex shop en línea>>