Los Afrodisiacos

A lo largo de la historia, muchos han sido los que han utilizado los afrodisiacos para mantener la potencia sexual y aumentar el deseo.

La palabra afrodisiaco viene de Afrodita, la diosa griega del amor que representa el impulso sexual y la procreación. Un afrodisiaco es cualquier sustancia que en teoría aumenta el apetito sexual.

Para que funcionen los afrodisiacos tienen que ser ingeridos con cuidado ya que algunos pueden resultar dañinos, lo mejor siempre tomarlos en pequeñas dosis. Generalmente, se relacionan con experiencias olfativas y táctiles relacionadas con la comida.

No existe una aprobación médica o científica que acrediten a los afrodisiacos, pero con el paso de los años y a través de leyendas se ha ido transcendiendo su eficacia.

Los Afrodisiacos se pueden clasificar en dos grupos principales:

1. Psicológicos. Visual, táctil, olfativo, auditivos…
2. Internos. Bebidas alcohólicas, medicamentos…

Algunos Afrodisiacos Naturales:

Jalea Real. Estimulante general y genital, tarda en hacer efecto pero resultados seguros y prolongados.
Frambuesa. Apropiada para la mujer, contribuye a relajar los órganos sexuales y facilita el acto amoroso en el varón.
Ginseng. Tomarse un te tibio quince minutos antes de empezar.
La Soja. Restaura disfunciones sexuales.
Canela. Mezclada con licores suaves hace efectos inmediatos.
Trufa. Estimula y sensibiliza la piel cuando se toca.

Algunos productos para aumentar el deseo y que te recomendamos en la sex shop en línea:

Lubrigel Térmico Comestible.  Sabor fresa con efecto térmico que estimula el área genital.
Afrodisiaco Líquido “Pink Shot”. Un fluido que funciona aumentando la sensibilidad de las zonas erógenas.
Aceites SXo. De aromas excitantes y que estimulan la relajación.

Para ver más artículos eróticos, visita tu sex shop en línea>>