Erotismo o pornografía


Muchas veces confundimos o creemos que el erotismo es lo mismo que la pornografía, pero en realidad son dos cosas diferentes.

El erotismo es una palabra que viene del griego (eros) con el que se designaba al amor. Este sentimiento fue personificado en una deidad el Dios Eros.

En Castellano y otros idiomas modernos el término «erotismo» denota todo lo relacionado con la sexualidad. El erotismo trata todo aquello que se emana de nuestra zona libídica y está relacionado con el sexo y con el amor. La dicotomía entre el amor erótico y el amor romántico no es por lo general absoluta, aunque ha quedado para el aspecto romántico la asociación principal con el amor en cuanto a que un verdadero amor es altruista y se supone sublima la sensualidad.

La palabra más usada comúnmente y procedente del inglés es “sexy” que vendría a reflejar el interés erótico de una persona o de un objeto.

En el mundo de los objetos, el erotismo puede confundirse con el fetichismo que es la derivación, hacia objetos o partes del cuerpo, de la libido; de tal manera que la vista o una simple imagen real o mental de esa parte del cuerpo provoque en el fetichista un deseo sexual.

El erotismo es un dispositivo complejo ya que abarca diversos componentes de lo subjetivo y lo social y desde la bioquímica hasta el arte que genera atracción sexual y que puede ser canalizado adecuadamente para lograr completa satisfacción de las personas si no afecta de un modo concreto negativamente a otras.

El término pornografía también procede del griego, (porno) prostituta y grafía es descripción. Hay que decir, sin embargo, que el término es de aparición muy reciente pues en la Antigüedad Griega nunca se uso la palabra pornografía. Modernamente se entiende por pornografía un conjunto de materiales, imágenes o reproducciones de la realización de actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor.

Actualmente existe una corriente de pensamiento que considera a la pornografía como una nueva forma de arte, que tiene por objeto mostrar la belleza de la sexualidad humana. En tiempos prehistóricos se dibujaban o se hacían estatuillas con caracteres sexuales exagerados: senos enormes tal y como las Venus paleolíticas o falos prominentes. Sin embargo, en aquella época, la intención de estas representaciones no era excitar sexualmente sino pedir a los dioses fertilidad y buenas cosechas.

Y para disfrutar más del erotismo y la sensualidad, te invitamos a ver y adquirir tus artículos favoritos en tu sex shop en línea>>